Resiliencia

Radio y teatro. Ficción y sonido. Los radioteatros o ficciones sonoras  han vuelto al primer plano después de una ausencia de varias décadas. Las iniciativas impulsadas por Radio Nacional y por la Cadena SER han tenido una gran acogida por el público y han despertado en numerosos espectadores la pasión por este tipo de arte.

Ese ha sido mi caso. Después de presenciar varios radioteatros en directo, sentí la necesidad de dirigir  una de estas sugerentes creaciones. Junto a siete compañeras del Máster en Gestión Cultural de la Universidad Carlos III de Madrid me embarqué en la escritura de un guión breve, concebido para durar unos 10 minutos.

utopia_distopia_ficcion_sonora_radioteatro

Montaje del radioteatro ‘Resiliencia’

Más tarde, llegaron los ensayos y la búsqueda de los efectos, las músicas y los ambientes que nos ayudarían a recrear ese mundo fruto de nuestra imaginación. Días después nos trasladamos a un pequeño estudio en Getafe para grabar la obra, que descansa en un archivo de audio esperando ser escuchada el próximo  2 de diciembre.

Aunque esperamos que a la gente le llegue nuestra historia,  lo más importante ha sido el proceso que nos ha permitido construirla. Un proyecto lleno de dificultades y debate, de cerrar los ojos y aguzar el oído, de ponerse en la piel del que escucha. En él nos hemos servido de la resiliencia, esto es, la cualidad de convertir la adversidad en oportunidad. Este concepto también es el título de nuestra ficción sonora.

Por todo esto me gustaría agradecer a mis compañeras Natalia, Lucía, Estefanía, Eugenia, Paloma, Andrea y Cristina por toda la ilusión y el esfuerzo que han dedicado a esta pieza radiofónica.

Mònica Marhuenda @miramiralls

 

 

Anuncios

El misterio de ‘La Oración en el huerto’

Las apariencias engañan, también cuando hablamos de cuadros. Según explica la especialista Pilar Silva Maroto en el curso El Museo del Prado: hitos históricos de sus colecciones,  los repintes son capas de óleo que recubren la obra original. Estos buscan corregir un error, pero también eliminar algún personaje o elemento que pueda chocar con la moral  de la época en que el cuadro se concibe.

El desaparecido en  La oración del huerto es Luis I de Orleans, representado como donante y reconocible por las ortigas de oro que adornan su vestimenta. Para rescatar a este presumido príncipe, adalid de las artes y la literatura, hicieron falta rayos infrarrojos, un microscopio y un bisturí. Estos instrumentos revelaron que bajo los colores oscuros había otros pasteles, lo que permitió discernir que se trataba de un lienzo de Colart de Laón, autor de estilo parisino dentro del gótico internacional, un movimiento que destacaba por incluir elementos reales en representaciones fantásticas.

la-oracion-en-el-huerto_colart-de-laon_-museo-del-prado

La Oración en el huerto, atribuída a Colart de León. Fuente: rtve.es

Pero la historia no termina aquí.  Unas señales de clavos en el marco de la obra  apuntaban a que se trataba de la tabla central de un tríptico. Con el tiempo se supo que lo que albergaban los laterales perdidos eran textos referentes al pasaje de la oración en el huerto.

No se ha conseguido descubrir por qué se arrancaron estas tablas, tampoco por qué fue ocultada la figura de Luis I de Orleans. Lo que sí nos cuenta la historia es que este príncipe fue mandado asesinar por su primo Juan sin miedo, como resultado de un enfrentamiento entre los Armagnac y los Borgoñones.

Cada cuadro encierra un enigma. Seguiremos desvelándolos en próximas entradas.

Mònica Marhuenda @miramiralls

La fotografía a color del maestro del blanco y negro

La mayoría de las personas asocian el nombre de Robert Capa al fotoperiodismo desarrollado durante la Guerra Civil Española. Entre ellas, habrá quienes conozcan la polémica surgida en torno a la fotografía del Miliciano de Cerro Muriano, que  cuestiona Capa consiguió el instante decisivo o fue un montaje.

La exposición que acoge el Círculo de Bellas Artes no tiene nada que ver con esta etapa, de forma que permite descubrir a un Robert Capa que muy pocos conocen.  Capa en color muestra 150 de las imágenes que captó este fotógrafo a partir de 1941, unas instantáneas en las que sigue estando presente la temática bélica, aunque centrada en los momentos de ocio de los soldados durante la Segunda Guerra Mundial.

capa-en-color_circulo-de-bellas-artes

Al margen de esto, también se plasman las actividades de tiempo libre de varias personalidades de la cultura, entre ellos el actor y cineasta Orson Welles, la actriz Ingrid Bergman o el pintor Pablo Picasso, imágenes que transmiten a la perfección el carácter de los retratados. Otros seres anónimos llenan las pistas de los hipódromos, las pistas de esquí y los cafés, unos retratos colectivos que aparecerán en varias revistas de viajes de la época.

Para no entrar en detalles sobre las magníficas fotografías que componen la muestra se puede decir que todas confluyen en un punto: un Capa camaleónico que se adapta a cualquier ambiente, desde los precarios hasta los más lujosos, y conquista a quienes se plantan frente a su objetivo.

Esta faceta puede chocar a quienes lo conocieran como corresponsal de guerra, pero el espíritu de denuncia política nunca abandonará por completo a este fotógrafo, quien intentará convencer a las revistas para las que trabaja de realizar coberturas de conflictos.

Podéis ser testigos de esta evolución temática y técnica hasta el 15 de enero en el Círculo de Bellas Artes.

Mònica Marhuenda @miramiralls

Ciudades defensivas, pinturas tranquilizadoras

Existen muchas formas de abordar la Historia del Arte. Para mí, una de las más interesantes es la que estudia a las sociedades en las que se realizaron esas creaciones artísticas. Es la óptica que ha escogido la catedrática Rocío Sánchez Amejeiras para hablar de las pinturas románicas de Maderuelo, en el curso que aborda los mayores hitos históricos de las colecciones del Museo.

Estos frescos, arrancados de la Iglesia de la Vera Cruz y trasladados al Museo del Prado en 1948, fueron pintados en una villa de frontera en la región conocida como Transduero, allá por el siglo XII. En estas tierras vivían soldados que se alimentaban del ganado, que podían trasladar de un sitio a otro en caso de invasión enemiga, y de los saqueos que pertrechaban en las aldeas colindantes, pertenecientes a los califatos árabes.

Pinturas de Maderuelo. Fuente: tiendaprado.com

Pinturas de Maderuelo. Fuente: tiendaprado.com

Maderuelo era un lugar inseguro, cuyos habitantes necesitaban pensar que Dios protegía las tierras de Castilla. El Pantocrátor que aparece en la bóveda de la iglesia de esta localidad transmite esta idea a los feligreses, que se ven reflejados en las pinturas del testero, que muestran el este del Edén, la tierra de los fugitivos. Por último, en el arco triunfal del ábside, sólo visible para el clérigo, se observa la desnudez de Adán y Eva, una visión que le permitía sermonear a la concurrencia sobre los pecados de la carne.

Espero que esta breve lección de historia os haya resultado entretenida. La próxima entrega será el 15 de noviembre.

Mònica Marhuenda @miramiralls

Mustang

Una semana después de haber asistido a la exposición Mujeres Afganistán, del fotógrafo Gervasio Sánchez, me gustaría rescatar un reportaje que elaboré hace tiempo. En él analizo la película Mustang, de la directora turco-francesa Deniz Gamze Ergüven.

mustang_deniz-gamze-erguven

Fotograma de la película ‘Mustang’. Fuente: A contracorriente films.

Si la muestra fotográfica de la que os hablaba la semana pasada mostraba el sometimiento de las mujeres afganas en una sociedad anclada en las tradiciones del pasado régimen talibán, en el filme de Erguven se cuenta la historia de cinco jóvenes turcas. Estas cinco hermanas se ven obligadas a contraer matrimonios concertados, pero no todas afrontarán su destino de la misma forma.

http://www.ivoox.com/player_ej_10795349_4_1.html?c1=ff6600

Espero que disfrutéis del reportaje y os recomiendo que veáis está película si todavía no lo habéis hecho.

Mònica Marhuenda @miramiralls